Tuxedo: Ícono de la Elegancia Masculina

tuxedo smoking

El tuxedo o smoking, es una prenda clásica e infaltable en el armario de cualquier hombre. Es el traje por excelencia para vestir en ocasiones formales y para marcar una distinción, porte y elegancia, cosa que los trajes casuales no nos permiten.

Una prenda tan icónica merece ser usada con todas sus normas y variaciones. Así que si quieres ser un auténtico experto en elegancia masculina, aquí te diremos todo lo que necesitas saber.

Historia del Tuxedo

El smoking jacket, o simplemente smoking, era una prenda muy popular y común en el siglo XIX. Usada principalmente en los salones de fumadores o en el hogar. Estaba específicamente pensada como una chaqueta para proteger los trajes del humo y el olor del tabaco.

Era comúnmente lucida por tantas personas y situaciones, que poco a poco fue empezando a ser aceptada en lugares públicos. Así los hombres de la época la lucían como una especie de abrigo o simplemente como vestuario especial para fumar después de la cena.

Era una prenda muy popular y común en el siglo XIX, usada principalmente en los salones de fumadores o en el hogar.

Smoking real

Tal fue la popularidad de la prenda, que hasta el Príncipe de Gales Eduardo VII lucía una chaqueta smoking. La utilizaba en sus cenas privadas, y es por eso que la prenda también es conocida como “Dinner Jacket”.

Se dice que el éxito del atuendo fue tan grande, que uno de sus amigos cercanos al visitarlo quedó encantado con la prenda y pidió un traje igual para él, y al llevarlo a Estados Unidos lo estrenó en el Tuxedo Park Club. De allí que los americanos le llamen “tuxedo” al smoking. 

Los americanos y los ingleses siguen debatiendo quién fue el creador del smoking. Pero lo cierto es que fue una prenda surgida de muchas modificaciones, hasta llegar al atuendo sofisticado y elegante que conocemos hoy.

Componentes clásicos del tuxedo

El tuxedo tradicional debe usarse con todos sus componentes característicos. Al ser un traje elegante, es común verlo en fotografías de boda, y es fundamental vestirlo de forma adecuada para no desentonar ni causar una mala impresión.

Y aunque es una prenda que sigue cambiando y adaptándose a las nuevas tendencias, hay elementos básicos que siempre deben incluirse.

Al ser un traje elegante, es fundamental vestirlo de forma adecuada para no desentonar ni causar una mala impresión.

Dinner Jacket o Smoking Jackettraje smoking

El saco casi siempre es negro o azul medianoche. La chaqueta del smoking, a diferencia del frac o el chaqué, no tiene cola. Por lo que es mucho más cómoda y ligera de usar. 

Se cierra con uno o dos botones y siempre cuenta con solapas que pueden ser redondas o en punta para un aspecto más tradicional.

Camisa

Debe ser blanca y con cuello de pajarita. También se acostumbra que lleve una pechera de un tejido más grueso o plisado.

Pantalones

Los pantalones deben combinar con el color del saco, salvo ciertas excepciones. Se acostumbra que tengan una franja o galón lateral del mismo material que las solapas del saco. 

Su largo debe llegar a la altura del tacón de los zapatos, y nunca debe ser de color blanco.

Pajarita

Aunque tradicionalmente se usa negra, lisa y sin motivos, en la actualidad es el accesorio perfecto para la modificación o personalización. Puedes probar colores o patrones contrastantes con el saco, para tener un look realmente llamativo.

Fajín

Puede ser de tono claro u oscuro, pero siempre debe combinar con las solapas de la chaqueta. La finalidad de esta prenda es unir la línea del pantalón con el saco, a la altura de los botones.

Chaleco

Al igual que el fajín, suele ser de la misma tela de la solapa del saco. Actualmente es común que se elija entre el chaleco y el fajín, pero no llevarlos juntos. Así puedes estar mucho más cómodo y fresco.

¿Cuándo debes usar un tuxedo?tuxedo

El tuxedo es un traje elegante que se puede usar para eventos formales, pero no de gala. En esos casos debemos optar por chaqué o frac, aunque este último cada vez está más en desuso.

Puede usarse en citas, tanto de día como de noche, y aquí podremos variar los colores. 

Para la noche, siempre es mejor el negro o el azul oscuro, mientras que para el día y para climas más templados, podemos usar blanco o gris. 

Recuerda que esto aplica solo para el saco, el pantalón siempre debe ser negro.

Puede usarse en citas, tanto de día como de noche, y aquí podremos variar los colores.

Las mangas del saco deben ser un poco más cortas que las de la camisa, para así poder lucir las mancuernillas que pueden ser a juego con los botones de la camisa.

Mientras estés de pie, el saco siempre debe estar abotonado. Al sentarte, ábrelo para que no se arrugue ni se formen pliegues.

Para algunos puede ser un poco tedioso abotonarse cada vez que te pones de pie, pero si piensas en el estilo y la elegancia, siempre valdrá la pena.

Conclusión

El tuxedo o smoking, es un verdadero ícono de la moda y la elegancia masculina. Es una prenda que todos debemos usar al menos una vez en la vida y así poder disfrutar del estilo y comodidad que nos ofrece.

Las nuevas tendencias nos permiten modificarlo a nuestro gusto y así poder darle un toque personal a una prenda clásica. Atrévete a probar estampados o patrones atrevidos en el saco o en la pajarita y podrás resaltar sin dejar de lucir sofisticado.

 

Si te ha gustado, quizás te interese leer:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *