La Importancia del Buen Vestir para Mejorar la Imagen Corporativa

Se dice que solo tenemos una oportunidad para crear una buena impresión. Y esto tiene especial validez cuando hablamos de nuestro entorno laboral. Para ello, es necesario proyectar una buena imagen corporativa de nosotros mismos.

Así como las empresas tienen una identidad corporativa, las personas también pueden trabajar su apariencia en pro de una imagen laboral estable y confiable.

La importancia de tener una buena imagen corporativa en nuestro entorno laboral puede ser subestimada en algunas ocasiones. Es por eso que aquí te hablaremos un poco sobre esto. Acompáñanos.

La importancia de la imagen corporativa 

la imagen corporativa y su importanciaEn el entorno profesional las apariencias son muy importantes. Y en este punto no nos referimos a aparentar algo que no somos, sino la imagen que proyectamos de nosotros mismos

Nuestra imagen y presencia es algo que siempre acompaña nuestra experiencia o dominio del entorno laboral. Y aunque este es un punto que muchos consideran anticuado, lo cierto es que sigue teniendo mucha relevancia en la actualidad. 

La imagen corporativa de una persona es ese conjunto de elementos visuales y estéticos que nos hacen proyectar ciertos valores o cualidades. Y esto es algo muy importante en el entorno laboral, ya que la imagen de los trabajadores también puede ser la imagen de la marca.

En este punto es importante aclarar que, el hecho de que te vistas un poco desaliñado no significa que seas menos competente en tu trabajo. Pero sí es cierto que cuando nos vestimos a la altura de nuestro cargo y responsabilidades, obtenemos una mayor aprobación de nuestro entorno

Esto hace que podamos apuntar hacia puestos más altos o aumentos con mayor respaldo. Nuestra vestimenta es una excelente herramienta para demostrar seguridad y poder, y eso es algo muy valorado en cualquier empresa.

La imagen corporativa forma parte de los elementos que nos hacen proyectar ciertos valores o cualidades.

El punto clave de la imagen corporativa es vestir como un triunfador

De seguro has escuchado el dicho “vístete de acuerdo a lo que deseas”. Esto aplica muy bien en nuestra imagen corporativa, ya que indica que debes lucir atuendos acordes al trabajo o rol que quieras alcanzar. 

Aquí no solo se trata de ambición o de logros laborales, se trata de la imagen que quieras construir y mostrar al mundo de ti mismo.

Ciertamente, los trajes formales o ejecutivos no son solo para usar en el trabajo. Hay muchos hombres que los integran en su día a día porque forman parte de su propia identidad como persona. 

Una persona que se identifique a sí misma como un triunfador, buscará proyectar eso en su entorno por medio de diversos recursos. Sin duda, la vestimenta es una de esas herramientas.

Y, como lo mencionamos anteriormente, la imagen que proyectamos a los demás nos brinda credibilidad y respaldo. Esto hace que nuestra imagen corporativa se fortalezca y nos conduzca por su propia cuenta al camino de éxito que anhelamos. 

Sin duda alguna, la vestimenta es una de las herramientas para fortalecer la imagen corporativa.

Deja que tu estilo se haga presente

la imagen corporativa de la mano de tu estiloEs importante recalcar que una correcta imagen corporativa será reflejo de nuestra propia imagen personal. Es por eso que, aunque esté enfocada en el aspecto laboral, siempre tendrá rasgos de nuestra personalidad.

Hay que procurar encontrar un equilibrio entre ambas partes, para que puedas mostrar y expresar tu estilo propio de forma adecuada en tu entorno laboral.

Si lo tuyo son los trajes y la vestimenta ejecutiva, las prendas personalizadas son una buena forma de agregar tu firma personal a tu look. Puedes experimentar con corbatas, pañuelos o incluso trajes completos con detalles personalizados.

Estas prendas no solo te permitirán crear una verdadera declaración de estilo en tu trabajo, también te harán resaltar mucho más. Claro, de la forma correcta.

La imagen corporativa que desarrollamos muchas veces se ve influenciada por la identidad o códigos de la empresa. Si trabajamos en un entorno de etiqueta formal, nuestra imagen corporativa será correspondiente con ello.

Sin embargo, esto no es un impedimento para que puedas agregar ciertos elementos a tu apariencia que sean representantes de tu estilo. Solo debes recordar cuál es el objetivo al que quieres apuntar y tomar las decisiones y acciones acordes a ello.

La imagen corporativa será regida también por la identidad o códigos de la empresa.

Los trajes son el aliado perfecto de tu imagen corporativa 

Cuando hablamos de la imagen corporativa es común que lo primero que se nos venga a la mente es un traje ejecutivo. No es casualidad, la mayoría de los hombres que quieren desarrollar una buena imagen personal o corporativa optan por este tipo de prendas.

El éxito en el entorno laboral se asocia con el estatus, y el estatus se asocia con el lujo. Por muchas generaciones los trajes formales se han relacionado con todos estos elementos e incluso han llegado a ser un ícono del hombre realizado y exitoso.

Aunque en la actualidad los trajes formales o ejecutivos son muchos más accesibles al común de la población, siguen teniendo esa distinción. Esto tiene que ver con la imagen que proyectan. 

Todo hombre de negocios necesita al menos un par de trajes ejecutivos que le ajusten a la perfección, además de ayudarlo a proyectar seguridad y confianza. Los tonos grises y azules son los grandes favoritos para el entorno laboral, pero siempre hay espacio para la originalidad.

En este sentido, un traje personalizado y confeccionado a la medida te ayuda a llevar tu atuendo ejecutivo y tu imagen corporativa al siguiente nivel. En Rooks & Rocks somos expertos en resaltar los mejores aspectos de tu personalidad en pro de tu éxito laboral, así que no dudes en visitarnos

Conclusión

En conclusión, la imagen corporativa que proyectamos en nuestro entorno laboral puede ser de gran ayuda para alcanzar las metas que queremos. En este sentido, es importante mantenernos genuinos y lograr un equilibrio entre nuestra personalidad y nuestra imagen pública.

Un buen traje siempre será un gran aliado al momento de dar una buena primera impresión y marcar una diferencia con tu entorno. Así que no menosprecies la importancia de tu vestimenta a la hora de buscar el éxito.

 

Quizás también te interese:

Diferencias de los tipos de sacos para hombre que debes conocer

Traje sastre: un arte expresado con telas

El poder de un buen traje ejecutivo en los negocios

Trajes para caballeros modernos: ¿qué usar para destacar con estilo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *